La Guardia Civil ha recuperado 26 animales, ocho de los cuales habían sido robados en las provincias de Toledo, Ávila y Cáceres. Algunos de los perros tenían cicatrices por haberles extraído el microchip identificativo y otras mutilaciones realizadas de forma rudimentaria. En dos de las cuatro instalaciones inspeccionadas, los perros se encontraban en pésimas condiciones higiénicas y presentaban enfermedades.
 La Guardia Civil ha detenido a tres hombres por maltrato y apropiación indebida de perros de caza con intención de venderlos, y ha recuperado 26 animales, ocho de los cuales habían sido robados en las provincias de Toledo, Ávila y Cáceres. Algunos de los perros tenían cicatrices por haberles extraído el microchip identificativo y otras mutilaciones realizadas de forma rudimentaria, según un comunicado de la Guardia Civil. En 2015, la Guardia Civil ha constatado 476 casos de infracciones penales en todo el país relacionadas con el maltrato o abandono de animales La operación Asensio, llevada a cabo por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, ha logrado recuperar 26 perros de diferentes razas, la mayoría podencos y mestizos de éstos, así como galgos y de las razas Ratonero-Bodeguero Andaluz, Braco, Pachón y Jack Rusell Terrier.
 Ocho de los perros recuperados habían sido robados en las localidades toledanadas de Rielves (cuatro perros) y Lominchar (uno), otros dos procedían de Talayuela (Cáceres) y uno de Cebreros (Ávila). Las investigaciones comenzaron cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de varias denuncias por el robo de perros de caza y detectó cuatro instalaciones sospechosas, en las localidades toledanadas de Fuensalida, Quismondo y Huecas, que podrían albergar animales robados. Los agentes establecieron un dispositivo de inspección de estas instalaciones y comprobaron que la mayoría de los perros carecían de microchip y otros presentaban cicatriz en la parte izquierda del cuello, lugar donde habitualmente se implantan los dispositivos identificativos. En dos de las instalaciones inspeccionadas, además, los perros se encontraban en pésimas condiciones higiénicas sanitarias y presentaban diversas enfermedades en la piel. Los detenidos son tres hombres de entre 37 y 53 años que han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Torrijos (Toledo). A lo largo del 2015, la Guardia Civil ha constatado 476 casos de infracciones penales en todo el país relacionadas con el maltrato o abandono de animales, que han llevado a la detención e imputación de 308 personas. Consulta aquí más noticias de Toledo.

 FUENTE: 20 minutos


Publicado: 13 de Marzo de 2016