• Los Mossos d'Esquadra denunciaron el 29 de febrero a un hombre de 53 años, nacionalidad española y vecino de Rubí, por tener 101 perros de razas pequeñas en un criadero sin ninguna autorización administrativa de cría y venta, y en condiciones higiénicamente deficientes.

Los Mossos d'Esquadra denunciaron el 29 de febrero a un hombre de 53 años, nacionalidad española y vecino de Rubí, por tener 101 perros de razas pequeñas en un criadero sin ninguna autorización administrativa de cría y venta, y en condiciones higiénicamente deficientes.

Lo denunciaron también por tenencia de perros potencialmente peligrosos sin licencia, no censar a los animales y ejercer una actividad económica no comunicada y por realizarla en terrenos no urbanizables, según ha informado la policía catalana este viernes en un comunicado.

La investigación empezó el 16 de diciembre de 2015 a raíz de una denuncia de un particular que alertaba de su existencia; el propietario se anunciaba por Internet sin ofrecer ningún tipo de documentación que justificara su procedencia y cómo se habían adquirido.

Las razas de animales que detectaron eran: Bichon Maltés, Chihuahua, Mini PIcher, Yorkshire Terrier, Jack Rusell Terrier, Pomerania y un American Standfor (este último puede llegar a ser peligroso).

Todos ellos estaban agrupados por razas en 17 jaulas y la mayoría rodeados por sus propios excrementos en jaulas construidas sin autorización en un terreno no urbanizable y con aguas residuales que se tiraban directamente al suelo.

El propietario declaró a la policía que se encargaba de la colocación de los microchips a los animales y que posteriormente los enviaba a un veterinario para formalizar la cartilla sanitaria.

 FUENTE : La vanguardia

Publicado: 13 de Marzo de 2016