Cuando la actriz Danielle Eden entró a aquella perrera en Israel fue incapaz de escoger un solo perro. Allí, hacinados en un espacio apto para 70 animales, se amontonaban 250 canes sucios, conviviendo con ratas y peleándose por restos de comida.

El deplorable estado en el que encontró a los animales y las penosas condiciones higiénicas de esta perrera llevaron a la joven a tomar una drástrica decisión: escogerlos a todos y quedarse con los 250.

Danielle es -junto con su marido, Rob Scheinberg- la cofundadora de Dog Tales Rescue and Sanctuary, un centro de acogida de perros ubicado en Ontario, Canadá. Allí, perros de todo el mundo han encontrado un hogar en el que vivir.

El destino de los 250 perros recogidos por Danielle es una nueva y digna vida. Para ello, la actriz se ha puesto manos a la obra y ha reubicado ya a 90 de estos animales en Israel. Otros 25 han sido trasladados a su refugio de Ontario. Con el tiempo Danielle espera que todos estos perros puedan ser trasladados a Canadá.

Publicado: 1 de Marzo de 2016